21/10/08

Hipatia



La última persona que dirigió la biblioteca de Alejandría fue una matemática, astrónoma, física y jefe de la escuela neoplatónica de filosofía: un extraordinario conjunto de logros para cualquier individuo de cualquier época. Se llamó Hipatia. Nació en el año 370 en Alejandría. Hipatia, en una época en la que las mujeres tenían muy pocas opciones, se movió libre y discretamente por los dominios entonces reservados en exclusiva a los hombres. La Alejandría de la época de Hipatia –bajo dominio romano desde hacía ya tiempo- era una ciudad que sufría graves tensiones. La creciente iglesia cristiana estaba consolidando su poder e intentaba hacer desaparecer la influencia y la cultura de la civilización clásica, a la que consideraba pagana. Hipatia estaba en medio de estas fuerzas. Cirilo, el arzobispo de Alejandría, la odiaba porque era un símbolo de cultura y de ciencia, que la iglesia identificaba con el paganismo. A pesar del grave peligro personal que ello suponía, continuó enseñando y publicando, hasta que en el año 415, cuando iba a trabajar, cayó en manos de una turba fanática de feligreses de Cirilo. Hipatia fue asesinada. Cirilo fue proclamado santo.

4 comentarios:

Oki dijo...

Esta muller xa formou parte do noso concurso da biblioteca fai un par de anos na conmemoración do día da muller, no 8 de marzo.
Hipatia asesinada e Cirilo santo... dá moito que pensar, non credes?

Bibliafonso dijo...

Non teredes mala intención ao publicar este post?
Desdecado hai na historia mlleres importantes?
Desde cando a Igrexa tivo un comportamento non correcto na historia?
Canta mala intención hai no mundo...

Oki dijo...

Querido Antonio... En resposta ás túas preguntas, digoche:
Catalina é unha dona, que non ten nada malo, nin sequera a intención... (......)
Á segunda pregunta: a resposta é dende SEMPRE
E á terceira pregunta: a resposta é dende SEMPRE
Pero creo que xa sabías todo isto...
Bicos

Marina dijo...

Uy!! si que a liamos boa cando falamos de mulleres importantes, a bo lado fuches parar Antonio, síntoo por ti pero levas as de perder...